Nuestra compañera Guadalupe, por motivos laborales, nos deja durante un tiempo (esperemos que sea lo más breve posible) y se traslada a vivir a Barcelona. Desde aquí queremos desearle mucha suerte en su nueva etapa y esperemos que Fede obtenga el traslado a Valencia lo antes posible. Durante el tiempo que esté ausente, la Banda Parroquial perderá una buena clarinetista, pero, lo más importante, una magnífica persona y compañera. Desde este blog queremos darle un fuerte abrazo y esperamos que esté pronto de regreso a la que siempre será su casa.